domingo, 15 de julio de 2012

CIRCULAR A SIERRA MORENA O PEÑÓN GORDO Y EMBALSE DEL FRESNILLO (GRAZALEMA)

En pleno corazón del Parque Natural Sierra de Grazalema, al NE del pueblo del mismo nombre, hay una pequeña alineación montañosa, objetivo de nuestra visita. Hasta cuatro nombres se barajan para denominar esta zona: Sierra Morena, Peñón Gordo, Tajos de la Ermita, y Cresta del Gallo. Los dos primeros son coincidentes y denominan a toda la sierra; los Tajos hacen referencia a las caídas del Peñón hacia el pueblo y la Cresta es la crestería o perfil visto, sobre todo, desde la Ribera de Gaidovar. Además de subirla y contornearla visitaremos la presa del Fresnillo. Estuvimos en junio de 2012. 





Hace años estuvimos en la ladera de Monte Prieto, realizando una ruta por la cañada de los Puertos a Ronda y obtuvimos esta bella imagen del lugar que hoy visitamos. 


El sendero comienza, como dice el cartel señalizador, tras cruzar el puente sobre el Guadalete. En esa zona hay una fuente, que en nuestra visita (junio) no tenía agua. 


Subimos por la ladera del Peñón de la Asamblea o Peñón Chico; pronto aparecen el cercano Peñón Grande y los clásicos cerros del Endrinal. Por cierto, nosotros vamos al Peñón Gordo, completando así la trilogía de peñones grazalemeños. 


A medida que subimos hacia la presa del Fresnillo, Grazalema gana en amplitud y belleza. 


Otra forma de subir es por un sendero que sale desde la misma carretera en un punto cercano al campo de futbol. En la imagen el Peñón Grande y la Sierrecilla a su derecha. 

Desde la presa (al fondo de la imagen) iniciamos un recorrido circular contorneando el embalse del Fresnillo, entre un cuidado pinar, hasta cruzar el arrollo del mismo nombre y regresar al muro. 


Sobre la lámina de agua, la sierra del Endrinal. De izquierda a derecha: Reloj, Simancón y Corona de Yedrales. 


A medida que circunvalamos el embalse van apareciendo nuevas sierras y cerros en el horizonte; en esta imagen la del Pinar con dos representantes: Monete y San Cristóbal


Vista de Grazalema desde el muro de la presa. El valle que observamos es el del arroyo del Fresnillo, afluente del Guadalete. 


Junto a la orilla del agua encontraremos una caseta y una torreta eléctrica. Desde ahí iniciaremos la subida a la Cresta del Gallo, parte superior de Sierra Morena. La imagen está tomada desde la cumbre (1.033 m). Pasar a la siguiente cima es complicado por lo que es aconsejable retroceder y acometerla por un sendero situado en la ladera izquierda. 


El compañero está situado en la tercera cresta y la imagen tomada desde la segunda (1.021 m). Desde aquí es aconsejable retroceder, aunque buscando una u otra ladera se puede avanzar. 


La zona está fuertemente meteorizada con formaciones de todo tipo. Nos fijamos en estos simpáticos “buitres”


En la vertiente derecha, y entre la primera y segunda cresta, podemos localizar esta ventana de roca. Según nos situemos podemos encuadrar a Montecorto o la meseta de Ronda La Vieja. 


Al cortar la presa el discurrir de las aguas del arroyo hacia Grazalema, estas se hubieran deslizado hacia la cañada del Espinar, por lo que fue necesario construir un segundo muro. Con su construcción se puso fin a la contradictoria sequía de Grazalema, localidad, habitualmente, más lluviosa de España. Sus aguas también abastecen a Villaluenga y Benaocaz. 


Uno de los paisajes más agradecidos que se contemplan desde las cumbres del también denominado Peñón Gordo, es hacia el collado que forma en la lejanía la conexión de los dos macizos: Endrinal y Pinar. Tras el collado el puerto del Boyar. Imaginemos por un momento este paisaje nevado. 


Si nos asomamos hacia la izquierda (NE) veremos en el fondo la cañada del Espinar, por la cual bajaremos después. Sobre ella el cerro Coros y a su derecha Monte Prieto. 


Una última mirada a Grazalema. Más pinares en las laderas del Endrinal. En la meseta de la izquierda se sitúa la cueva de las Dos Puertas. 


El grupo, bien organizado, desciende de las crestas de sierra Morena. 


Estamos ya bajando por la cañada del Espinar, a la que nos hemos incorporado justamente en la zona del muro de tierra apelmazada. El sendero de descenso coincide con unas arroyadas que forman la cabecera de la Ribera de Gaidovar. 


Pronto encontraremos esta zona formada por una pequeña depresión arcillosa que retiene las aguas de las escorrentías, formándose la laguna del Espinar. Desde ella, un buen sendero nos conecta con la carretera que va a Grazalema, la cual seguiremos unos metros hasta encontrar una cerca fuente. 


En Grazalema es conocida como fuente de la Fuenfría, aunque en los mapas pone de Aguafría. Desde ella enlazaremos con la cañada del Cordero que nos llevará de vuelta a Ronda. 


Ya cerca de Grazalema aparecen unos impresionantes cortados, este y otras caídas hacia los cementerios y parte alta del pueblo son conocidos como Tajos de la Ermita, por su cercanía a la ermita de los Ángeles. 


Ya de regreso al punto de salida cruzamos el Guadalete en un punto donde fue desviado su cauce natural y que trajo largas polémicas y denuncias. Más información en Entorno a Jerez


Siete kilómetros y medio y unas 3 horas 30 minutos nos llevó esta circular a un bello rincón serrano. 









Agradecimientos: Jose Manuel Amarillo Vargas (Naturaleza, Sitios y Gentes), por la entrada de su blog y su asesoramiento.

5 comentarios:

carlos SOTO dijo...

Buena entrada, como siempre. Pedro, debió hacer mucha calor ¿no?.

Jose Manuel A.V. dijo...

Encantado de colaborar con vosotros (y viceversa). Buena descripción de este paraje grazalemeño. Comparto con vosotros una historia-leyenda que se cuenta en el pueblo sobre el lugar: "Hace mucho tiempo vivía una familia en una casa en la Cañada del Espinar. Un dia tuvieron que ir al pueblo por algún motivo, y marcharon todos . Al volver se encontraron con que la casa no estaba, ! había desaparecido ! Resultó que se la tragó la Sierra, es decir que un desprendimiento, hundimiento o corrimiento de tierras y rocas acabo con esta vivienda. La familia se salvó milagrosamente." (transmitida por el amigo Fern. Campuzano).

pavos trotones dijo...

Magnifico trabajo. Estupendas imágenes e indicaciones. Gracias por compartir este lugar menos conocido de Grazalema. Nos lo apuntamos para el próximo otoño o invierno. Saludos.

Tercer Tiempo dijo...

Saludos Jose Manuel y amigos "Trotones". El pequeño embalse lo vemos continuamente desde cualquier cerro al que subimos, pero siempre nos decíamos "ya iremos". La posibilidad de una circular algo más larga vino de la entrada publicada por Jose Manuel en su blog. Nos quedó la duda si podríamos hacer el regreso mas cerca de los tajos o caídas de la sierra. La cañada del Cordero y la carretera se hacen un poco pesadas.

Anónimo dijo...

Buenas tardes, hemos encontrado su Web en Google y nos gustaría proponerles un intercambio de enlace (Texto). Nos beneficiaría a ambos, mejorando nuestra posición en todos los motores de búsqueda.
Aprovechamos para ofrecerle nuestros servicios como estudio creativo (diseño web, gráfico, impresión y vídeo).
Agradecemos su tiempo y disculpen las molestias.

Miguel Ángel R.C.
Responsable de marketing.
info@websmultimedia.com
Websmultimedia.com