viernes, 27 de diciembre de 2013

SUBIDA A LA SIERRA DE LA SILLA DESDE LA ZONA DE TAVIZNA

Varias posibilidades se usan para acceder a la sierra de la Silla: desde el NO por la Esparragosilla y la Mezquitilla, desde el aula de la naturaleza del Higuerón o desde el puerto de la Silla, este último casi descartable por impedirlo la propiedad. En este track hemos utilizado otra posibilidad, haciéndolo desde las cercanías de Huerta Hedionda (Tavizna), por un sendero que enlaza con el que viene desde el aula, pero sin pasar por ella y ya señalado en su momento por un colega. Aunque la ruta es lineal hemos preferido mantener el track completo ya que en la parte alta utilizamos varias alternativas para ir y volver. Merece especial atención la grieta que usamos en el acceso y que nos permite coronar el monte por la parte de la meseta y dar una vuelta por ella con vistas de gran belleza. Subimos solo al Adrión aunque la ruta pasa a los pies de la Silla.
A tener en cuenta que se utilizan senderos que pasan por fincas privadas y hay una alambrada que pasar sin angarilla ni saltadero, deslizándonos bajo la alambre más baja.



El lugar de salida se sitúa en una amplia curva de un carril que discurre entre la A-373 y otro camino que sale de Tavizna hacia los Hurones.


La vereda de inicio es amplia y cómoda, en algunos tramos hasta empedrada.


Es temprano y el sol al salir realza y acentúa las lomas, cerros y caídas de la sierra del pinar. Sobre un montículo destaca el castillo de Aznalmara.


Por este punto el sendero va dentro de un cortafuego que sube hacia el Cerrajón de la Silla, puerto natural entre la Silla y el monte Higuerón de Tavizna. El zoom nos acerca Aznalmara.


Entre los abundantes madroños aparece el promontorio de la Silla. Cuando subamos lo bordearemos a la ida por la izquierda y al regreso por la derecha.


Madroño en perfecto estado para ser tomado como una auténtica delicatessen.


Vemos el espeso monte sobre el que destaca una meseta rocosa y el pico de la Silla. Conocemos senderistas que han acometido su ascenso por la parte izquierda, aunque con cierta dificultad. Nosotros subimos a ella por una grieta situada a la derecha, en la cara que no vemos. Al regreso la bordeamos por un laberíntico sendero.


Al llegar al Cerrajón de la Silla aparece el Chaco de los Hurones en su parte norte. Por las rías que forma desembocan el arroyo Atrera en la más lejana, el río El Bosque-Majaceite y el río Tavizna en la más próxima.


Bornos y el cerro Cabeza de Hortales, sobre el que se emplazan las ruinas de Iptuci.



Apenas aparece Prado del Rey entre las laderas del cerro Verdugo y Las Lomas.



Cabezo o Cabeza de Santa María, marcado por la brecha de la cantera de áridos para la presa de los Hurones. Estuvimos por allí en la ruta “ArroyoAtrera-Cabeza de Santa María”.



Como comentábamos antes para llegar a la meseta lo hacemos por un laberíntico sendero que discurre entre grandes bloques calizos, encinas de buen porte, viejos troncos decrépitos y curiosas formaciones arbóreas como esta “encina ciervo” de profusa “cornamenta”.



Esta es la grieta que utilizamos para acceder a la meseta. La subida no es complicada.



El premio al llegar a la parte alta es esta panorámica de Los Hurones.



O esta otra de buena parte del macizo de Grazalema. Serían innumerables los nombres a señalar: Albarracín, Peñuelas, sierra del Pinar, salto del Cabrero, Endrinal…



La meseta es acogedora y fácilmente transitable por lo que aconsejamos un amplio paseo por ella, siempre cerca del borde del acantilado, incluso podemos localizar alguna sima y grandes encinas que enmarcan el grandioso fondo.



Salto del Cabrero. Apreciamos el desplazamiento-corrimiento de una parte del cerro que supuso la aparición de tan emblemática falla.



Al acercarnos al peñón del la Silla aparecen grandes cortados. El sendero discurre por el mismo borde. ¡Cuidado!



Peñón de la Silla (920 m).



Al alcanzar el Lomo de la Silla aparece la parte sur de los Hurones.



Decidimos avanzar por el lomo hasta culminar en el Adrión (919 m).



Desde allí vemos con nitidez parte de Ubrique.



También Benaocaz y la sierra del Caíllo.



Comentábamos que para la ida hacia el Adrión bordeamos la Silla por su izquierda (ahora a nuestra derecha), regresando por la otra ladera, lugar por donde podemos hacer cima si es nuestro deseo.



En ese regreso encontramos algunas corraletas, construcciones con muros de piedra seca y formaciones como esta.



Una vez bordeada la meseta coincidimos con el camino de ida y regresamos desandando nuestros pasos. Nos fijamos que en el punto de salida se forma un alcornocal con ejemplares jóvenes y viejos troncos.









10 comentarios:

Jesús Ortiz dijo...

que fotos más bonitas han salido Pedro. Una ruta preciosa!!!

sotosendero dijo...

ENHORABUENA Pedro, buena ruta y mejores fotos, ¡Qué colorido!

Tercer Tiempo dijo...

Saludos Jesús y Carlos. Como bien sabéis la luz es fundamental para obtener buenos resultados en las fotografías. Ese día acompañó. la de la Silla es una de nuestras grandes rutas por el parque de Grazalema. Pedro Schez.

DΛOR dijo...

Qué bonito itinerario. Es precioso. Gracias por compartir.

fargoni dijo...

muy bien explicado. me la apunto!!

Tercer Tiempo dijo...

Gracias a ti por leernos DAOR

Tercer Tiempo dijo...

Gracias FARGONI. Si te parece nos dejas un comentario cuando la hagas. Procurad ir pocos, salir tempranito, evitar días con mucha aglomeración en la sierra, ya sabéis... son fincas privadas.

laura garrido dijo...

hola bonita ruta!! cuanto tiempo aprox tiene?? gracias!!

Tercer Tiempo dijo...

Saludos Laura. He repasado el track que ofrecemos al principio de la entrada y dice que tardamos en hacerla 5 horas. Recuerdo que nos recreamos bastante en la cima, aunque finalment no subimos al pico de La Silla. Insistimos en recordar que es una finca privada que no gusta de visitas, con alambradas y guardas. Lee el comentario dirigido a Fargoni y la introducción.

laura garrido dijo...

Muchas gracias!