domingo, 9 de marzo de 2014

EL BOSQUE - RÍO MAJACEITE - LADERA DEL CERRO ALBARRACÍN

Ruta mixta de río y de sierra. La primera parte discurre por el conocido itinerario del río El Bosque (o Majaceite), saliendo desde el hostal Las Truchas y llegando hasta la Eléctrica de la Sierra, para desde allí retroceder por el Camino de los Pescadores hasta el Jardín Botánico, enlazando en este punto con el cordel de Arcos hasta la carretera A-372. Accedemos a las pista de alas delta hasta encontrar un cortafuegos que baja hacia el cementerio de El Bosque. A media pendiente torcemos a la izquierda para enlazar con un sendero que nos lleva al Llano de la Pólvora. Desde allí bajamos y entramos en el pueblo por la calle del Chorro, descendemos hacia la piscifactoría y acabamos en el hostal.
Datos de la ruta: 11,3 km / 3:30 h / Desniveles: +- 335 m / Alturas: 560, 263 m.



Vista de El Bosque desde el punto de salida junto al hostal Las Truchas. Al fondo el cerro Albarracín.


En este punto cruzamos el río para ver la explanada poblada de chopos. Retrocedemos unos metros buscando el inicio del sendero bien señalado.


Claras y limpias aguas las de este río truchero.


Sendero y río corren parejos por el interior del bosque galería.


En algunos puntos se han instalado gaviones para encauzar al río y poder mantener el sendero. Travesía y orillas han estado recientemente cubiertas por el agua de la última riada.


Con gran estruendo se anuncia poco antes de encontrarla esta zúa. Su  misión es desviar el agua por una acequia hacia la piscifactoría y algunas huertas.


Punto de encuentro del arroyo del Espino y nuestro río.


Para superar las zonas encharcadas se han instalado estas pasarelas.


Algunas llanuras de inundación son aprovechadas para la siembra de cereales. En la parte alta aparece la sierra del Pinar.


Cruce del arroyo de la Pava (según los mapas) o La Parra (según un cróquis local.


Toda la ribera del río está poblada de una abundante avifauna que ameniza con sus cantos al paseante. Mirlo entre las zarzas.


A medida que subimos el río se encaja entre la sierra del Labradillo y el monte Albarracín. Los árboles, como este fresno, contribuyen a mantener fijos los pequeños barrancos.


Eléctrica de la Sierra. Un sistema de zúas y acequias llevaba el agua hasta la parte alta del caserío, precipitándose por el gran tubo, visible en la foto, para mover dos turbinas. Se mantuvo en funcionamiento hasta 1968. En los últimos años se comentó sobre la posibilidad de ponerla nuevamente en funcionamiento.


La vereda nos muestra el lugar de llegada y la pista forestal el Camino de los Pescadores por donde seguimos avanzando tras visitar la Eléctrica que queda a nuestra espalda.


Bella floración del frutal que logra zafarse del abundante matorral.


Ruinas junto a un talud del camino ya en el cerro Albarracín.


En una zona del pinar aclarada encontramos abundantes orquídeas gigantes.


Jardín Botánico “El Castillejo”. En este punto abandonamos el Camino de los Pescadores que se dirige hacia el pueblo y subimos buscando la carretera por el cordel de Grazalema a Arcos.


A medida que progresamos el sendero va estrechándose hasta convertirse en una vereda.


Castillo de Matrera (Villamartín) sobre el cerro Pajarete, a su derecha el cerro del Búho.


En nuestro caminar dejamos atrás un desvío que nos llevaría a la gran cancela que da acceso a las pistas de despegue para visitar este bello manantial, después la cruzaremos. Lo hemos denominado Fuente Turbia.


Enormes y centenarios quejigos los que encontramos en las laderas del cerro. Este bello ejemplar mantiene un buen porte y proporción entre las ramas y su tronco.


Desde el manantial retrocedemos y fotografiamos el sendero de llegada (inferior) y por el que la senderista sube hacia el cerro.


Tras cruzar la carretera encontramos la gran cancela de entrada al nuevo tramo que haremos, ahora por las laderas del Albarracín. Tras circular por la amplia pista y después de superar un depósito nos desviamos cuesta arriba buscando dos fuentes.


Esta es la primera, en plena fase de restauración. La hemos catalogado como Fuente El Pinto. En la ficha se amplía la información y se aportan más fotos.


Y poco después la fuente El Cañuelo. También catalogada en Conoce tus Fuentes.


Tras visitar la fuente anterior un senderillo, ahora de bajada, enlaza otra vez con la pista coincidiendo con este cortafuego al fondo del cual vemos El Bosque. Descendemos por él…


…hasta encontrar esta vereda que se introduce en el bosque de pinos tras cruzar este arroyo estacional, que podría ser el de las Cabrerizas según algún croquis consultado.


Refugio en mitad del pinar, antigua Casa del Guarda.


Cuarta fuente en el recorrido. Pequeña pero coqueta, necesita también una restauración aunque sólo sea para limpiar el taponamiento de su caño: Fuente Los Chozones.


Localmente este despejado promontorio es conocido como Llano de la Pólvora.

Allí nos pilla el atardecer en una de las varias visitas realizadas para montar esta entrada.


Comparado con el anterior quejigo, en este se observa la desproporción entre el tronco y las ramas debido a las podas. El invierno pasado perdió la rama opuesta a nuestro encuadre. Para abrazar su tronco tuvimos que hacerlo entre 5 personas.


Fuente del Chorro, ya a las puertas de El Bosque.


Y ya en una de sus primeras plazas este pilar: Fuente de San Antonio.




Nota. Los nombres de las fuentes están extraídos de un croquis editado por el Grupo Cultural Algamasar (1992) y no podemos garantizar que hayamos interpretado correctamente del todo su información. Agradecemos cualquier matización en el apartado de comentarios.